“Vine al mundo el 28 de mayo de 1951 en la Plaza del Pilar, barrio de Guanarteme. Desde muy pequeño y hasta donde me llega la memoria, he sido siempre de la UD Las Palmas, con los años ese amor por los colores ha crecido y a día de hoy soy de la UD a muerte.
Mi primer contacto con el equipo fue allá por el año 68/69, no recuerdo la fecha exacta, vendía refrescos y bocadillos en el Estadio Insular, recorriendo las gradas de un lado a otro, viendo grandes partidos, allí todo el mundo me conocía. Tengo muy buenos recuerdos de esa época.
En los 80 entrenaba al Almenara y Don Nicolás Ortega, dueño del restaurante La Marinera, me mandó a llamar para que ayudara de vez en cuando en el club y gracias a él estoy aquí. Con el tiempo fui haciendo más cosas y fijo fijo llevo ya 15 años.
Mi ídolo es Valerón, como persona es un 20 y como jugador igual.
Hace años me partí el peroné y él fue a verme a mi casa que estuve 35 días escayolado. !Me llevó hasta una caja de bombones!
Para mi la UD lo es todo, hay buenas personas ahí, Don Nicolás, Don Miguel Ángel, Patricio, Macu, etc….
Con mis 65 años si estuviera trabajando en una empresa ya me hubiera retirado, pero en la UD me retiro cuando me muera. Esto es lo más que me gusta y si me jubilo me muero más pronto.
!Las Palmas se mantiene en primera seguro seguro!”