“Llevaba 6 años como funcionario europeo, el trabajo perfecto para mucha gente, pero sentía que me había estancado. Lo dejo para montar tapewrite.com, una app/web 75% canaria, 25% húngara y afincada en Bruselas”